lunes, 31 de octubre de 2016

Documento que nos trasladan desde IZAR Málaga para conocimiento de los participantes en el I Encuentro Andaluz por la República

Este documento al igual que todos aquellos que se remitan por otras organizaciones será difundido en el I Encuentro Andaluz por la República pero no se someterá a discusión en el encuentro. 

Marco Político
La crisis capitalista en el Estado español ha atacado de una manera muy dura las condiciones de vida de la clase trabajadora y de la juventud. Desde 2008 hemos presenciado el aumento de la tasa de desempleo, la generalización de los índices de pobreza, la caída del salario medio, la privatización y los recortes en los servicios públicos, etc. Estas tasas se multiplican en el caso de las mujeres que siguen acumulando la gran mayoría de la contratación parcial, del trabajo invisibilizado y no remunerado de los cuidados lo cual se potencia con los importantes recortes en servicios públicos, la discriminación social o laboral y a la vez, durante esta crisis están sufriendo una ofensiva de la lógica patriarcal en cuestiones ideológicas y culturales que entran al cuestionamiento permanente de las decisiones y el desarrollo personal y social de las mujeres. El intento de restablecer la tasa de ganancia está generando un escenario de lucha de resistencia  en nuestro bando social que la clase capitalista no ha sido aún capaz de estabilizar.
Esta situación de crisis económica ha abierto en el Estado español una crisis institucional, política y territorial que ha provocado un desapego de una buena parte de la clase trabajadora y de la juventud respecto a los acuerdos centrales de los pactos que venían de la Transición.
Este desapego se muestra de una manera muy clara en cuestiones como la caída del bipartidismo durante los últimos años, el cuestionamiento del modelo territorial y de un modo muy profundo en el cuestionamiento de la Monarquía, con lo implica de rechazo total a la Constitución de 1978, donde se consolidan los principios de Unidad del Estado Español,( ni siquiera un papel federal) el papel del Ejercito y la Iglesia, y la total imposición de la economía capitalista por encima de cual otra cuestión como vivienda, salud, enseñanza, etc.
Rechazamos el régimen del 78, su constitución e instituciones heredadas del franquismo (Monarquía, poder judicial, ejército, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, e Iglesia) y que permitieron mantener la riqueza y dominación de la burguesía. Defendemos todas aquellas reivindicaciones democráticas que permiten ensanchar la brecha de descreimiento del régimen.
Y no podemos por menos que recordar la historia, y consecuentemente aprender del pasado para no caer en mismo errores que se cometieron.
Mientras que la I República se dio en una  formación social con bastantes resabios del antiguo régimen (durante su existencias siguieron existiendo las guerras carlistas)  y consecuentemente destinada a  refrendar y consolidar  la revolución burguesa  con sus contradicciones. Entre ellas el papel centralizador del Estado aun no consecuentemente consolidado,  sirva como ejemplo el papel del “Cantonalismo” en la misma  (y en esto Andalucía  juega un papel esencial), dentro  del derecho de autodeterminación de los pueblos.
Y  en la II República con la burguesía ya consolidada en el poder el movimiento obrero, no fue capaz de imponerse (excepto quizás  en el periodo de julio del 1936  a  mayo del 1937, donde existió un embrión de poder popular) y fue dirigida por los intereses de la burguesía (la discusión entre guerra y revolución)-
A destacar que ambas terminaron con golpes de estado y dictaduras, seguidas de una restauración borbónica.

Resolución para la discusión.

Consecuentemente con este marco estamos aquí en Humilladero en una asamblea con distintos partidos  y asociaciones, para acordar  impulsar una acción política común, firme y estable, sobre la constitución de una República Española que nosotros consideramos que debe de partir de ls siguientes bases:

1.- Rechazamos de manera radical la existencia de una sistema Capitalista que es responsable de la situación de pobreza, desigualdad e injusticia que cada vez padecen sectores más amplios de la población de nuestro país.especialmente las mujeres, víctimas de una doble opresión, la patriarcal y la derivada de su condición de clase.y que representa a la oligarquía económica y política que hoy domina en el Estado español. Oligarquía de banqueros, grandes empresarios y políticos monárquicos que basa su enriquecimiento constante en el engaño, la corrupción, la violencia legal y el ansia egoísta de acaparar cada vez más dinero y más poder a costa del sufrimiento y la manipulación del pueblo. Este sistema se termina imponiendo a partir de la Constitución del 78 fruto del pacto entre el Franquismo tardío y los partidos vigentes en ese momento tanto los  que representan a la pequeña burguesía como a los  hegemónicos de la clase obrera. y sus organismos de masas ( sindicatos, asociaciones de vecinos, etc)

2.- Denunciamos el secuestro de la soberanía popular por parte de este Régimen que, desde 1978, impide que la ciudadanía pueda elegir libremente entre República o Monarquía. 

Nos oponemos a esta Constitución que convierte la Jefatura del Estado en un cargo hereditario dentro de la familia de los Borbones y que entrega al Rey el mando efectivo del Ejército, al tiempo que posibilita que las Fuerzas Armadas puedan protagonizar un golpe de Estado legal.

Una Constitución que entrega a la jerarquía de la Iglesia Católica el control ideológico del sistema educativo. Una Constitución que niega el ejercicio de la plena soberanía política a los pueblos del Estado español en nombre de “la indisoluble unidad de la Nación española”.

Igualmente, rechazamos la Constitución de la Monarquía por entender que sólo garantiza de forma efectiva los intereses  económicos capitalistas de la oligarquía (Artículo 38), mientras que no garantiza de manera efectiva los derechos de las clases trabajadoras a la vivienda, al trabajo y a una vida digna.

Finalmente, rechazamos esta Constitución que acepta el ilegítimo  secuestro de la soberanía popular a manos de la llamada Troika (el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea) que dictan sus imposiciones para el recorte del gasto público del Estado español a través del  Artículo 135 de su texto.

3.- Rechazamos todo intento de Reforma parcial o total de la Monarquía y su Constitución, tal y como hoy pretenden llevar a cabo los partidos, organizaciones y medios de comunicación del Régimen. Declaramos nuestro firme compromiso de alcanzar el derrumbe total de la Monarquía y de su Constitución por medio de la lucha y la movilización del pueblo andaluz y demás pueblos  del Estado español

Como corolario de todo esto y por lo tanto una vez conseguido la derrocación de la monarquia y por lo tanto de la constitución que la ampara, entraríamos en un proceso constituyente hacia una Republica Socialista, donde sean los y las que trabajan, los y las que producen, las que decidan sobre todas las cuestiones de sus vidas. Por lo tanto para lograr la ruptura con este regímenes es necesaria al accion política independiente de las clases trabajadoras contra quienes detentan la riqueza y los medios necesarios para podamos realmente autogobernarnos y  que sea fruto de los anhelos y  de los pueblos del Estado Español, mediante un proceso de empoderamiento de las masas y que dependerá del estado y la situación política concreta  en que se produzca esa derrrocacion y que deberá responder a la anhelos de las gentes que viven y trabaja en estas tierras